Sobre Mí

Quieres conocerme un poco mejor?

foto-sobremi02foto-sobremi01Así soy yo, Katherine

Una mujer madura como el buen vino, inteligente, culta (hablo varios idiomas) y educada. Con un gran sentido de humor, traviesa y juguetona. Me gusta jugar y provocar para sacar de ti el salvaje que llevas dentro y saber que puedes hacer y hasta dónde podemos llegar en nuestro encuentro. Soy camaleónica. De igual modo puedo ser cariñosa y mimosa, dependerá de ti explorar mis límites.

Mi pelo rubio y corto ya habla por si sólo de mi carácter atrevido, implicado y muy abierto y generoso en la cama. Estoy maciza, de cuerpo atlético y totalmente natural, trabajado a diario en el gimnasio, pero tierna como una gatita (a veces). Puedo ser tu ama, tu amante, tu novia… para un rato.

La gente habla que mi mirada azul expresa inocencia pero la inocencia se trunca rápido en pasión, deseo, morbo y desenfreno. Soy una mujer experimentada. Diría que soy una mujer hecha por derecho que sabe y coge lo que quiere y lo disfruta al máximo, con la gran ventaja de ser multiorgásmica y de una implicación total. Adoro el sexo en todos sus sentidos… me gusta jugar, besar, saborear, acariciar, provocarte y llevarte de la mano a la cumbre de la locura y placer.

Me tomó esto sin prisas, con tiempo para disfrutar de la persona con la que comparto un momento tan intimo como sexual y adoro y me llena de satisfacción sentir la complicidad de alguien que ha disfrutado conmigo, cuando sonrríe en su despedida. La vida es corta pero bella por lo que no hay que perder la oportunidad de sentirse a gusto de vez en cuando.

Soy una persona que cuida mucho su salud e higiene. Es algo que está por encima de todo y exijo lo mismo de mis acompañantes, si quieren y desean disfrutar de mi compañía y con ello, posiblemente del mejor sexo de toda su vida. No soy una correcaminos, raramente salgo a otros lugares a trabajar y si lo hago suele ser al extranjero, por lo que mi lugar de trabajo es también mi hogar, discreto, limpio y ordenado para recibirte en nuestros encuentros. Con mucha facilidad para aparcar gratis en una zona que además goza de mucha discreción.

Si deseas disfrutar de una bella húngara de 43 otoños, que conserva el frescor y la desinhibición de la veinteañera más golfa, pero con la maestría de una mujer madura, no dudes en venir a conocerme y disfrutar conmigo… porque repetir ya sé que lo harás…

Te espero.